La Unión de Guardias Civiles, UnionGC, de Galicia solicitó el martes más efectivos para Galicia, sobre todo por la dispersión poblacional. La agresión que sufrió un octogenario en la localidad ribadense de Reme, de manos de unos desconocidos, —el agredido continúa hospitalizado—, hace pensar a la agrupación en que la presencia de más patrullas contribuiría a fomentar mayor confianza entre la población del medio rural.

La falta de personal en la Guardia Civil es un hecho y va a seguir en los próximos meses por las jubilaciones, los pases a reserva y las bajas por enfermedad y demás que no serán cubiertas en Galicia“, advierten.

También señalan que “las vacantes para seguridad ciudadana en la provincia que se cubrirán son únicamente del 8%, de las cuales un 5% irán a A Mariña” y matizan que tampoco se cubrirán “las vacantes del personal que se marche destinado a otras provincias, o las de los que promocionen”.