La Comunidad Autónoma de Illes Balears se caracteriza por la naturaleza insular que produce una serie de desventajas entre ellas, transporte, las comunicaciones, sanidad, educación, desarrollo personal y profesional, y muy especialmente al coste de vida y de la vivienda.

Actualmente este complemento aplicado en las nóminas, no da respuesta a la realidad de vivir en las Islas Baleares, al carecer de base objetiva para su cálculo y distribución y no haberse actualizado en su cuantía, lo que genera al personal de la Guardia Civil, aceptar un destino en alguna de las plazas en las islas, ante la dificultad manifiesta de acceso a la vivienda y de asumir los costes de la vida en Baleares, siendo el déficit de plantilla una constante lamentable, lo que afecta muy negativamente a la calidad de los servicios públicos significando un trato discriminatorio territorial evidente.

En definitiva, existe una situación objetiva de discriminación económica y de calidad de vida para  aquellos funcionarios al servicio del Estado en las islas Baleares y una situación de discriminación para la ciudadanía residente, que sufre unos servicios públicos de baja calidad.Por todo ello, en conjunto con el sindicato de Policía UFP, sindicato de funcionarios públicos UGT y nuestra asociación UNIONGC, se están realizando campañas de equiparación insular con las Islas Canarias, solicitando la incorporación de las partidas presupuestarias correspondientes en los Presupuestos Generales del Estado de 2019, con el fin de que se incremente el complemento de indemnización por residencia en las Islas Baleares.

La recogida de firmas se realiza en el siguiente enlace:

https://www.change.org/p/ministra-de-politica-territorial-por-la-actualización-del-complemento-de-insularidad-en-illes-balears