Unión de Guardias Civiles, UnionGC, vuelve a dar el do de pecho en apoyo a los Guardias Civiles, esta vez, y ya van varías, en apoyo a los compañeros comisionados en Cataluña, que están trabajando en unas condiciones próximas a los inicios de la Institución cuando fue creada por el Duque de Ahumada y los Guardias Civiles dormían junto a sus caballos en los pajares y establos, y es que la situación en esta Comunidad Autónoma es grave, pero eso no justifica el desprecio y la nula sensibilidad con que la administración esta tratando a los Guardias Civiles.

Desde UnionGC solicitamos hace más de diez días que se otorgasen una serie de días de vacaciones a los comisionados que trabajan en Cataluña. Solicitamos ahora que se haga extensivo a todo el personal encuadrado en la Operación Copernico, comisionado o destinado en la comunidad autónoma de Cataluña.

UnionGC solicitó también mejoras en los servicios de lavandería y comida tras varios problemas planteados a UnionGC por los propios compañeros que no disponían ni de ropa limpia ni tampoco de comida variada entre otras penosas situaciones.

Hoy UnionGC vuelve a interponer ante la DGGC, la necesidad de relevos de los comisionados, ante la incertidumbre de cuanto durará la operación Copernico.

También Unión de Guardias Civiles, UnionGC, solicita que se den descansos y que el traslado de los compañeros a sus hogares durante estos descansos se realicen en AVE o avión, para que los compañeros puedan disfrutar más tiempo de sus familias, corriendo el Estado con los gastos de estos medios de locomoción.

UnionGC pide que se planifiquen los servicios, pues se están haciendo servicios con un aviso de dos horas de antelación, ¡una auténtica locura! 

Todo este cúmulo de circunstancias aumentado por la presión social, las condiciones de  servicio y la incertidumbre de la duración de la comisión, ejerce una influencia muy negativa sobre la moral de los compañeros.

Desde UnionGC hemos puesto en conocimiento de la D.G.G.C. todos estos hechos y continuaremos exigiendo que se concedan nuestras peticiones pues consideramos que son de justicia.