Union de Guardias Civiles, UnionGC, la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas y el Sindicat de Policies de Catalunya, se han unido para solicitar de forma conjunta ejercer la acusación popular en la causa abierta en la Audiencia Nacional por los atentados de Barcelona y Cambrils.

El 18 de agosto, tan solo un día después de los ataques, la asociación catalana de víctimas de acciones terroristas remitió un escrito al titular del juzgado central de instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, para personarse en la causa.

Su objetivo es colaborar en el esclarecimiento de los hechos y asegurar la máxima condena de los culpables de tal masacre, según el abogado de la asociación el penalista José María Fuster Fabra.

La Unión de guardias civiles, y el Sindicat de Policies de Catalunya de los Mossos pretenden igualmente ejercer la acusación popular, a propuesta de Fuster-Fabra habrá una representación procesal única de los tres interesados. El juez Andreu deberá decidir en las próximas semanas si acepta la personación ya que la causa, en este momento, sigue bajo secreto de sumario.

El prestigioso bufete Fuster-Fabra  forma parte de los servicios jurídicos de UnionGC desde hace tiempo para defender los intereses de los afiliados de esta organización en Cataluña y para aquellas cuestiones que afecten a la Comisión Ejecutiva Estatal o así decida el buen interés de la asociación.