El día 9 de octubre a las 16.30 horas, tuvo lugar el Grupo de Trabajo de “Proyecto de R.D. por el que se regulan las funciones y relaciones de la Sanidad de la Guardia Civil y la gestión y control de los procesos de incapacidad temporal de condiciones psicofísicas de los Guardias Civiles”.

Los gráficos sobre absentismo por baja médica indican que en el Cuerpo de la Policía Nacional el índice es de un 4% y en la Guardia Civil de un 7,4%, que traducidos en días de indisposición son un total de 2.070.945 durante el año 2017. De esta primera proyección se deduce claramente que el objetivo de este proyecto de Real Decreto es bajar el absentismo, eso sí, a base de cercenar la malograda economía de los Guardias Civiles, como veremos más adelante.

Este borrador constituye un paso atrás en derechos socio-laborales y económicos.

Se pretende que los médicos de la Guardia Civil valoren y confirmen las bajas y altas expedidas por otros facultativos, incluso especialistas, ajenos a la Guardia Civil, disponiendo la propuesta del pase de reconocimiento médico a partir de los 3 meses de baja.

No se contemplan los accidentes “in itinere”.

Las consecuencias de incomparecencias a los reconocimientos médicos requerirán justificación del paciente en 10 días hábiles y se enfrentará a una supresión de prestación económica por incapacidad temporal, percibiendo únicamente el sueldo base y los trienios en caso de no justificar la inasistencia.

Los Guardias Civiles a partir del día 91 de baja sólo percibirán las retribuciones básicas más la “prestación económica por incapacidad temporal”, es decir, si esta aberración sale adelante un Guardia Civil de Seguridad Ciudadana a partir del día 91 de baja va a perder más de 300 euros al mes mientras siga de baja.

La “prestación económica por incapacidad temporal” es la mayor de las siguientes cantidades:
1. 80% de las retribuciones básicas (sueldo y trienios), incrementada en la sexta parte de una paga extraordinaria del tercer mes de la incapacidad temporal.
2. 75% de las retribuciones complementarias devengadas en el tercer mes de incapacidad temporal.

A partir de los 24 meses de baja sólo se percibirán el sueldo y trienios, no cobrando la “prestación económica por incapacidad temporal”.

Los Guardias Civiles que estén de baja por acto de servicio, en estado de gestación o lactancia natural, no sufrirán estos recortes.

Proponemos retirar de este proyecto el capítulo 7 que regula las retribuciones durante la incapacidad temporal y nos oponemos radicalmente a este proyecto de Real Decreto.

El siguiente Grupo de Trabajo está previsto para el 14 de noviembre, os seguiremos informando.