La Unión de Guardias Civiles (UniónGC) ha denunciado la indignación que ha provocado en el Cuerpo la última publicación de vacantes y provisión de destinos, al vulnerar el reglamento y no respetar el derecho de centenares de agentes que llevan años esperando la oportunidad de un traslado geográfico y que han visto atropelladas sus legítimas expectativas.

En el escrito que el secretario general de UniónGC, Ramón Rodríguez Prendes, ha dirigido al director de la Guardia Civil, José Manuel Holgado, se refleja el “profundo malestar” que ha generado en el Cuerpo la forma en que se ha llevado a cabo la publicación y provisión de vacantes de este año, al tiempo que se propone la anulación de la resolución para resolver el agravio y cumplir lo que marca el reglamento.

Como ha explicado Rodríguez Prendes, el Reglamento establece que “al menos cada seis meses, la Guardia Civil debe publicar las vacantes que se han producido y las que se prevé que vayan a producirse en los dos meses siguientes al anuncio”. Sin embargo, el pasado 17 de marzo se publicó una serie “limitada” de vacantes de provisión por antigüedad y apenas tres meses después, el 22 de junio, se publicaron un número “mucho más amplio” de vacantes.

El problema se produce porque en marzo muchos guardias civiles, a la vista de las vacantes anunciadas y al no aparecer en la lista el destino que llevan años esperando, optaron -“como mal menor”- por otra unidad que por antigüedad les fue concedida.

La paradoja es que en junio han visto cómo aparecían vacantes en el destino de su preferencia, a las que ya no pueden acceder al quedar sometidos al “plazo de mínima permanencia” en la unidad que solicitaron en marzo, mientras que “agentes con menor número de escalafón acceden al destino por ellos deseado”.

“Aunque hayan pasado tres meses entre ambas publicaciones, es evidente que las vacantes publicadas el día 22 de junio de 2017 ya existían el día 17 de marzo de 2017; es decir, se ha vulnerado e incumplido el artículo 10.1 del Reglamento de Destinos”, subraya Rodríguez Prendes.

Un despropósito y un perjuicio para muchos guardias civiles, afirma UniónGC, máxime cuando las restricciones de la oferta de empleo público, y en consecuencia el “nulo o escaso anuncio de vacantes en la Escala de Cabos y Guardias”, hace que haya una “cantidad ingente” de agentes que llevan mucho tiempo esperando la oportunidad de cambiar de destino.

La solución para UniónGC es “anular la resolución” del 22 de junio. Esto “no ocasionaría problema, puesto que la propia resolución aplaza su entrada en vigor al 11 de septiembre de este año” y así posibilitaría a todos los agentes que cuando se publicó la primera convocatoria de vacantes en marzo habían pedido traslado voluntario poder ahora optar a todas las vacantes disponibles este año.

Puedes descargar el Escrito presentado desde este enlace

Puedes leer el enlace en prensa aquí.