La Unión de Guardias Civiles, UniónGC, ha propuesto la creación de un órgano de control en el que participen las asociaciones profesionales con representación en el Cuerpo para que evalúe los criterios que se siguen en la concesión de condecoraciones, especialmente en aquellos casos en los que la decisión de otorgar el reconocimiento o el rechazo a aprobarla generan controversia.

El objetivo, explica UnionGC, es “solucionar las situaciones de agravio” que están generando algunas decisiones a la hora de otorgar condecoraciones a personas cuyos méritos son, cuanto menos, “cuestionables”, mientras en otros casos hay una “injustificada” negativa a concederlos a agentes cuya labor y actuación merecen un reconocimiento institucional.

La asociación ha presentado un escrito a través del Consejo de la Guardia Civil en el que pide a la Dirección General del Cuerpo la creación de un órgano de control representativo que acabe con las polémicas “demasiado frecuentes” en torno a este tema.

Desde la Unión de Guardias Civiles se quiere luchar contra el “caciquismo condecorativo y retributivo” que supone una “ofensa” a los miles de agentes que cada día se juegan la vida para hacer su trabajo y ofrecer un buen servicio a la ciudadanía. A su juicio, con determinadas decisiones se está “prostituyendo” el espíritu y la letra del reglamento de condecoraciones.

La Guardia Civil, subraya la asociación, la sustentan agentes que suplen con dedicación y entrega la falta de medios materiales, los problemas organizativos y las malas condiciones laborales, y que ven cómo, a menudo, “se cuelgan las medallas”, en el sentido literal, personas que no han destacado por su trabajo, sino por estar mejor relacionados en las altas instancias o moverse con más habilidad en “despachos y pasillos”.

Lee la noticia en “El faro de Ceuta

Lee la noticia en “La Gaceta