La Unión de Guardias Civiles, UnionGC, defendió que la oferta de máxima formación en Plan de Riesgos Laborales a todos los componentes de la Guardia Civil, «sin excepciones y sin clasismos de escalas, algo tan vetusto y arcaico que parece vuelve a estar de moda en lo que a enseñanza de la Guardia Civil se refiere».

UnionGC expresa su disconformidad con el proceso de promoción de cabos y guardias. Y recuerda en un comunicado cómo la Dirección General de la Guardia Civil convocó el curso de Prevención de Riesgos Laborales para el desempeño de las funciones de nivel intermedio, ofertando 30 plazas única y exclusivamente para empleos de la escala de oficiales y suboficiales; dejando de lado a la escala mayoritaria del Cuerpo, la de Cabos y Guardias.

Esta formación la imparte a la Guardia Civil el Instituto Nacional de Seguridad en el Trabajo (INSST) y desde la Dirección General de la Guardia Civil se ha imposibilitado optar a ella a más de 50.000 Guardias Civiles y Cabos, «manifestando de nuevo un desprecio hacia esta escala», aprecia la UniónGC.

El Secretario de Riesgos Laborales de UnionGC expresa que «Es sorprendente que, ante el elevado número de vacantes en los órganos de Prevención de la Guardia Civil, no se quiera formar ni a los propios guardias destinados en esos órganos y cuya titulación es de nivel básico. Hay agentes con titulación de nivel básico en plan de riesgos ejerciendo interinamente el mando de Oficinas de Prevención de Comandancia para cuyo cargo se requiere el nivel intermedio de riesgos laborales y no se les da la opción de formarse».