Desde la Unión de Guardias Civiles-UnionGC mostramos nuestra más absoluta repulsa por los hechos acaecidos en el día de ayer, sábado 18 de Junio en Oñate (Guipúzcoa), y nuestro mas férreo apoyo a nuestros compañeros destinados en la localidad Guipuzcoana y a sus familias, víctimas una vez más, y van diecisiete, de un escrache que a modo de “fiesta reivindicativa” (Fan Hemendik Egun, día del fuera de aquí), organizan varias organizaciones proetarras , con la connivencia del Gobierno Vasco.

Esta indignidad, que maceran con vídeos de animación en los que intentan desprestigiar y caricaturizar al Cuerpo de la Guardia Civil y a sus miembros, que cuelgan en internet días antes con la intención de “calentar el ambiente”, comenzó sobre las 19:00 horas con una obra teatral delante del Acuartelamiento de la Benemérita en la que se burlaron tanto de los Guardias Civiles, como de la bandera de España.

La hora que duran los actos se vive por parte de organizadores y sus aproximadamente 200 participantes como una fiesta cultural y musical, que desde la Unión de Guardias Civiles consideramos no puede estar amparada en la libertad de expresión. Una manifestación de odio visceral hacia el cuerpo de la Guardia Civil, expresada a través del acoso y el hostigamiento no debiera ser permitida por un Gobierno Autonómico, que prefiere ponerse de perfil buscando su propia tranquilidad, antes que perturbarla defendiendo la justicia.

La jornada, cuyo lema era “Dejad en paz a Euskal Herria”, es incongruente en sí misma, pues la Guardia Civil ya ha dejado en paz Euskadi, gracias a la Guardia Civil entre otras instituciones, los vascos gozan hoy en día de una paz que no tenían hace años. Gracias a la sangre, el esfuerzo, el empeño de muchos Guardias Civiles, algunos de los cuales han dejado su vida, a fecha de hoy no se mata en el País Vasco en nombre de una malentendida “ideología política”.

Por otro lado, desde hace diecisiete años, los sucesivos Gobiernos Autonómicos y centrales han preferido mirar para otro lado en lugar de impedir con los resortes que la ley permita, terminar con esta ignominia.

El Ministerio del Interior hace alarde de lucha contra los delitos de odio, edita hasta un tríptico en varios idiomas animando a denunciar a cualquier ciudadano que observe uno, pero no acude en apoyo de una de las Instituciones más valoradas por los españoles, cuando es injustamente vilipendiada. La Guardia Civil, se ciñe a publicar un tuit en apoyo a los Guardias Civiles de Oñate, en el que pide el apoyo virtual de la ciudadanía, pero no acude a los tribunales en defensa de sus miembros y sus familias.

Mientras haya Cuartel de la Guardia Civil en Oñate, habrá Guardias Civiles en Oñate, mientras haya Guardias Civiles en Oñate, la Unión de Guardias Civiles saldrá en su defensa. Quizás el año que viene tengamos que ir nosotros a Oñate a decir “Dejad en paz al País Vasco” a los proetarras.