La Asociación Unión de Guardias Civiles (UnionGC) a través de su Federación de Agentes de Tráfico, ha mostrado este lunes ”su profunda preocupación por la incertidumbre profesional y personal en la que se pueden ver envueltos, sin quererlo, los miembros de la Agrupación de Tráfico destinados en la Comunidad Foral de Navarra”.

Recuerdan que “actualmente son cientos los Guardias Civiles de Tráfico de diferentes empleos destinados en esta Comunidad, algunos oriundos de ella, y muchos otros habiendo establecido sus raíces personales y familiares en la misma” y añaden que “a corto plazo estos agentes y sus familias, se verán en la tesitura de tener que abandonar sus hogares en busca de un nuevo destino dentro de la Agrupación en otra Comunidad Autónoma, o bien abandonar su puesto de trabajo en la especialidad de Tráfico y tratar de recolocarse dentro de la Comunidad Foral en otros cometidos, sin tener tampoco la seguridad de conseguirlo”.

Insisten en que “desde Unión de Guardias Civiles (UnionGC), si bien consideramos legítima la negociación política dentro de los cauces legales y democráticos que estime cada Gobierno, nos mostramos totalmente en contra de que esta negociación se logre a cambio del bienestar y las condiciones profesionales y familiares de nuestros compañeros y compañeras, y más si cabe en un territorio que tanta sangre y sufrimiento nos ha visto derramar”.

Es por ello, que desde la Unión de Guardias Civiles (UnionGC) han emplazado al Gobierno central “a que no modifique el despliegue territorial de la Agrupación de Tráfico, y menos aún sin llegar a consensuar una solución a cada casuística personal de los afectados”.