La Unión de Guardias Civiles (UnionGC) denuncia que la escasez de personal en el subsector de Tráfico de Burgos es “clamorosa” y provoca que la vigilancia en las carreteras de la provincia sea “cada vez sea menor. Una “tremenda carencia” de agentes de Tráfico, destacamentos “bajo mínimos” y más de veinte vacantes sin cubrir en el subsector de Burgos, es el “desolador” panorama que está dejando la política de personal de la Dirección de la Guardia Civil.

Esta denuncia llega tras el aumento de los accidentes en las carreteras de la provincia, los cuales no están directamente relacionados con la falta de personal, pero la presencia de más agentes en la carretera sí hubiera ayudado a prevenir, ayudar y, en definitiva, velar por la seguridad vial, argumentan desde la UGC.

“La falta de Guardias Civiles de Tráfico en Burgos es preocupante, mientras la accidentalidad y fallecimientos en las carreteras de la provincia suben”, señala la UGC, que lleva mucho tiempo reclamando que se dote de más efectivos para aumentar la seguridad vial.

Por eso, la UGC de Burgos reclama que se cubran las vacantes y se tomen medidas urgentes en aquellos destacamentos especialmente afectados por la falta de personal. “La obligación de la Dirección de la Guardia Civil es poner todos los medios que tiene en su mano para que las carreteras sean seguras”, señala la asociación profesional.

Las carencias en materia de personal, tanto por falta de efectivos, como por una “mala gestión de los escasos recursos humanos disponibles”, es un problema en el que la Unión de Guardias Civiles viene denunciando, al tiempo que aportan propuestas, y piden una mayor implicación de la Dirección de la Guardia Civil en la búsqueda de soluciones.