La delegación de Unión de Guardias Civiles en Asturias informa que los traslados de internos desde el centro penitenciario de Villabona al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) por dolencias menores como un orzuelo o una fisura, resta muchas patrullas a la Guardia Civil. Esta situación  se viene repitiendo desde hace dos años. Dichos traslados se realizan prácticamente a diario, esto provoca que haya zonas rurales que pueden quedar sin vigilancia cuando coinciden a la vez varios traslados en los que frecuentemente se tienen que realizar varias horas de espera.

Los ejemplos son múltiples, UnionGC informa que el más reciente se produjo el pasado 19 de julio cuando el traslado de un preso duró desde las 14:15 hasta las 21:00,  permaneciendo la pareja en dicho hospital, ya que el preso tenía una enfermedad tan grave como un orzuelo en un ojo, el día 29 otra patrulla permaneció durante 4 horas por una fisura en un dedo y en otra ocasión 3 horas para poner una venda en una rodilla a otro preso por un rasponazo.

La Guardia Civil encargada de los traslados y custodia de los presos de la cárcel asturiana tiene establecido un protocolo para realizar los cambios de turno cuando debe continuar la custodia del preso en el hospital. Hay    ocasiones en las que se juntan hasta 33 internos en urgencias con causas menores lo que supone la movilización de varios efectivos y horas de espera.

Unión de Guardias Civiles, UnionGC, informa que para realizar los relevos en el hospital es necesario que participen patrullas de otros Puestos lo que provoca que algunas zonas rurales se queden bajo mínimos o incluso sin vigilancia.

Esta situación se agudiza gravemente tanto en vacaciones como en la actualidad, ya que un tercio de la plantilla que tiene encomendadas estas labores esta descansando a lo que hay que añadir que hay agentes de baja por enfermedad. Unión de Guardias Civiles en Asturias denuncia que no hay disponible ni la mitad de plantilla habitual para cubrir los 5 turnos, así que es habitual que tengan que sumar patrullas de otras zonas.

El traslado de reclusos al servicio urgencias del HUCA es habitual ya que los internos en centros penitenciarios tienen unas características patológicas complejas, uno de cada cuatro reclusos en las cárceles españolas sufre alguna enfermedad mental y aproximadamente el 50% es drogodependiente, esto conlleva otras patologías asociadas que les hacen tener una salud muy vulnerable.

Desde UnionGC Asturias reclaman que se tenga en cuenta la necesidad de gestionar recursos que son de todos para que nadie se vea desfavorecido y se puedan atender todas las necesidades.