Unión de Guardia Civiles (UnionGC) en Cantabria muestra su sorpresa e indignación, ante la orden dada por Estado Mayor de sustituir los antiguos C.E.T.M.E.,s modelo LC por el modelo C, obsoleto y procedente de almacenes centrales, en los que desconocemos si han pasado pruebas de funcionamiento recientes.

 Una renovación siempre debiera ser una buena noticia, pero en este caso es harto desconcertante. Algunas unidades de la Guardia Civil de Cantabria, tenían hasta fechas recientes una arma larga de dotación, el CETME modelo LC calibre 5,56 OTAN, cuyas primeras unidades en servicio datan del año 1984. Desde Unión de Guardias Civiles, creemos que 35 años de servicio, son más que suficientes, para que se empiece a meditar su sustitución, pero este mismo mes, nos encontramos con la desconcertante orden dada desde la Dirección General de la Guardia Civil de volver a poner en servicio, un arma que data de 1964, más larga y pesada que la que viene a sustituir.

 El modelo LC que se había vuelto a ver en la calle, tanto en controles de carretera, como en puertos, aeropuertos y zonas de alta concentración de personas, por mor del nivel 4 de alerta antiterrorista, pesa 3,3 kilogramos y en su momento supuso una evolución del pesado e incomodo modelo C, que quedó para uso en las Academias de formación y desfiles militares.

Desde Unión de Guardias Civiles, nos gustaría recibir del gobierno alguna respuesta a una serie de preguntas que nos hacemos. ¿Este es el respeto que tienen por los Guardias Civiles, a los que se dota de armas del año 1964?, mientras la Policía Nacional posee armas más modernas de dotación como el H&K G36, que por cierto se usa en el ejercito desde el año 1999, y autoriza al Gobierno Catalán una partida de medio millón de euros para la compra de armas modernas. ¿Esta es la preocupación que tienen por el mundo rural, una de cuyas bases fundamentales para luchar contra su despoblación es la seguridad?.

En Unión de Guardias Civiles (UnionGC), asociación profesional representativa mayoritaria en Cantabria, llevamos años luchando por los derechos de los Guardias Civiles, en unidad de acción con asociaciones profesionales de guardias civiles y sindicatos de Policía Nacional reivindicamos, negociamos y exigimos la equiparación salarial con el resto de policías (autonómicas), y de igual forma exigimos el mismo respeto y poder trabajar con los mismos medios materiales que el resto de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, partiendo una lanza por el medio rural, donde la Guardias civiles realizan en mayor parte labor, y donde viven personas con los mismos derechos que las que lo hacen en zonas urbanas.

Enlaces en prensa:

El Diario Montañés

20 Minutos