Unión de Guardia Civiles en Cantabria-UnionGC, quiere desde estas líneas defender el trabajo de la Guardia Civil en Cantabria, tras el corte de la Autovía A67 por un argayo.

A las 5 de esta madrugada se producía el resquebrajamiento y hundimiento de la Autovía A67, sentido Santander-Torrelavega a la altura del kilometro 183, y como consecuencia de ello, cientos de conductores se han visto atrapados durante horas, con el lógico enfado por las molestias que ello supone.

Tras este suceso y siendo conscientes que muchos usuarios de esta vía, ven como “responsables” de la falta de información a la Guardia Civil, desde Unión de Guardias Civiles, queremos aclarar varios extremos:

1º.- Ni la Guardia Civil, ni los Guardias Civiles son responsables de la realización, ni del estado de la obra civil, como es el caso de la Autovía A67, cuya competencia recae en el Ministerio de Fomento (Administración Central).

2º.- Ni la Guardia Civil es responsable de la información del estado del trafico, ni tiene canales de comunicación directos para este fin. En este caso, tanto la Dirección General de Tráfico, como el servicio 112 dependiente de la Consejería de Presidencia del Gobierno de Cantabria, tan activos informativamente en otros casos, son los encargados de mantener informada a la población, sobre este tipo de incidencias.

3º.- En Cantabria, no existen vías alternativas capaces de absorber, con fluidez, el flujo de tráfico que circula por la Autovia entre Santander y Torrelavega, sobre todo por las mañanas, lo que lógicamente produce atascos masivos en la carretera nacional 611.

4º.- La Guardia Civil en Cantabria, ha sufrido una disminución de plantilla desde el año 2008, equivalente a la perdida a nivel nacional, sin que hasta el presente año, se vea interés en ningún Gobierno en afrontar este grave problema, que afecta a la seguridad, a la atención del tráfico, y principalmente al trabajo diario de los guardias civiles, que con la misma profesionalidad, pero menos patrullas, más estrés y  más esfuerzo personal, atienden a la ciudadanía, muchas veces teniendo que escuchar, sin ser responsables, sus quejas.

Desde Unión de Guardias Civiles-UnionGC en Cantabria, queremos visibilizar una vez más, la grave problemática de plantilla que tiene la Guardia Civil en General y especialmente la Guardia Civil de Tráfico del Sector de Cantabria, que aunque en este caso, mas patrullas no hubiera significado mas fluidez del tráfico, quizás si hubiera significado mayor atención y tranquilidad de los usuarios de las carreteras afectadas.