UnionGC advierte que la escasez de agentes de Tráfico en Burgos es “preocupante” y la vigilancia en las carreteras cada vez menor

La Unión de Guardias Civiles ha advertido que la escasez de personal en el subsector de Tráfico de Burgos es “clamorosa” y provoca que la vigilancia en las carreteras de la provincia cada vez sea menor. Una “tremenda carencia” de agentes de Tráfico, destacamentos “bajo mínimos” y más de veinte vacantes sin cubrir en el subsector de Burgos, es el “desolador” panorama que está dejando la política de personal de la Dirección de la Guardia Civil.

“La falta de Guardias Civiles de Tráfico en Burgos es preocupante, mientras la accidentalidad y fallecimientos en las carreteras de nuestra provincia suben”, señala la UnionGC, que lleva mucho tiempo reclamando que se dote de más efectivos para aumentar la seguridad vial.

Tras el último accidente, que esta semana pasada dejaba un fallecido y seis heridos, cinco de ellos menores de edad, UnionGC Burgos ha vuelto a lamentar que desde la Dirección de la Guardia Civil no se tomen medidas en materia de personal para intentar mejorar la seguridad en las carreteras.

El accidente de tráfico se producía a primera hora de la mañana en la AP-1, a la altura del municipio de Briviesca, precisamente uno de los destacamentos de Tráfico que, como denuncia UnionGC, “están bajo mínimos”.

“Somos conscientes de que no se puede inferir que una mayor presencia de Guardia Civil de Tráfico en la carretera hubiera evitado este accidente y otros que hemos padecido en las vías de Burgos, pero sí tenemos la certeza de que los Guardias Civiles de Tráfico realizan una labor fundamental para prevenir, ayudar y velar por la seguridad vial”, afirma UnionGC.

Por eso, la Unión de Guardias Civiles de Burgos reclama que se cubran las vacantes y se tomen medidas urgentes en aquellos destacamentos especialmente afectados por la falta de personal. “La obligación de la Dirección de la Guardia Civil es poner todos los medios que tiene en su mano para que las carreteras sean seguras”, señala la asociación profesional.

Las carencias en materia de personal, tanto por falta de efectivos como por una mala gestión de los escasos recursos humanos disponibles, es un problema en el que la Unión de Guardias Civiles viene trabajando a nivel nacional, aportando propuestas, y pidiendo una mayor implicación de la Dirección de la Guardia Civil en la búsqueda de soluciones.