Desde la asociación señalan que el cuartel de Briviesca es uno de los más afectados, ya que, debido al estado del tejado, «llueve dentro de un piso»

Las goteras en un piso en el que habita un guardia civil y su familia han hecho estallar la situación. Debido a este último caso, la Unión de Guardias Civiles (UniónCG) ha criticado, mediante un comunicado, el «abandono» de los cuarteles de la Comandancia de la Guardia Civil de Burgos en general, y del de Briviesca en particular. «Lo grave», aseguran, «es que estos hechos ya se pusieron anteriormente en conocimiento y no se ha reparado el estado del tejado». Por tanto, «llueve dentro del piso» y la situación «va a peor».

Desde la asociación profesional no pueden «tolerar que las familias con niños pequeños tengan que colocar barreños para recoger el agua que cae dentro de los pisos». Señalan, además, que la Comandancia «no mueve un dedo a pesar de contar con un equipo de mantenimiento propio o de poder contratar a una empresa que haga el apaño». Otro de los ejemplos que señalan como «significativos» es que se «haya tardado cerca de medio año en arreglar un portón mecánico de acceso a las viviendas del Cuartel de Briviesca».

Patrullas compartidas

En el escrito, la UniónGC «felicita» a la Comandancia por la suspensión de servicios de patrullas compartidas desde el mes de febrero. Se trata de una petición que la asociación ya había «puesto de manifiesto», tanto al actual Jefe de Comandancia como al anterior, debido al «uso abusivo que se estaba realizando a la hora de confeccionar los cuadrantes».

Las patrullas compartidas son las formadas por un componente de un cuartel y otro componente de otro distinto para realizar un servicio de patrulla. La UniónGC considera que «son inoperativas», ya que la mitad del servicio se pierde en «buscar y dejar al otro componente» y, añaden, «ponen en riesgo la seguridad de los guardias civiles que tienen que recorrer solos distancias considerables por carreteras comarcales, con inclemencias meteorológicas». Además, hacen hincapié en la «deficiente planificación», pues consideran que «no se tiene en cuenta en ningún momento las largas distancias de recorren los dos agentes».