Un centenar de guardias civiles, policías nacionales y locales, sindicalistas y políticos han participado este mediodía en la concentración de repulsa convocada por la Unión de Guardias Civiles (UniónGC) en la plaza de España de Oviedo, ante la Delegación de Gobierno, por la agresion sufrida por dos agentes de la Benemérita en las fiestas de Alsasua.

El Secretario General en Asturias de UnionGC ha leído un comunicado en el que insta a una respuesta contundente a esta agresion. Para la asociación profesional se trata de un claro ataque a unas personas en su condición de agentes de la Guardia Civil.