Esta mañana, primero a las 11:00 con los sindicatos representativos de Policía Nacional y a las 13:00 con las asociaciones profesionales de Guardia Civil, hemos mantenido una reunión en el Ministerio del Interior, en la que la parte de la Administración ha estado encabezada por el titular del departamento, Juan Ignacio Zoido, acompañado del Secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, y de los Directores Generales de ambos Cuerpos. El objetivo ha sido iniciar -como veníamos exigiendo en estas semanas- las conversaciones para concretar cifras y plazos en la equiparación salarial dejando, de una vez por todas, las declaraciones políticas inconcretas y pasando ya a sentarnos en una mesa de negociación.

Como principal novedad -ahorramos detalles sobre la valoración que ha hecho el ministro sobre lo que supondría un paso así, que corresponde a otros foros y podremos realizar cuando comprobemos los resultados finales- tenemos claro ya un plazo temporal que, además, coincide con la metodología de negociación: en primer lugar, se convocarían sendas reuniones del Consejo de Policía y de la Guardia Civil (16 de enero) en las que se pondría sobre la mesa el documento que plasme los plazos (tres años, como se había reivindicado), el dinero (la partida está siendo ultimada por el ministro, que se muestra optimista sobre sus conversaciones con Hacienda y nos la dará en las reuniones de los Consejos) y los conceptos salariales a mejorar; y en segundo lugar, y para antes del 20 de enero, se firmaría ese acuerdo.

Sobre los grandes ejes que tiene previsto activar el Ministerio, serían tres y descansarían en principios generales, sobre un plan plurianual que dedicaría los tres primeros años a la equiparación salarial, que son los siguientes:

  • Equiparación Salarial: con una apuesta plurianual (los tres años reclamados por todos los interlocutores), para la que sería esencial la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para 2018. En este punto, la base del trabajo que propone Interior es el planteamiento de las organizaciones sindicales representativas, que se basa en actuaciones sobre el Catálogo de Puestos de Trabajo, básicamente en sus Complementos Específicos Singulares (CES), además de territorialidad, turnicidad, especialidades, NCD, complemento específico general y carrera profesional, pendientes de cuantificar con los plazos que os hemos detallado.
  • Infraestructuras: con un plan que haga frente al deterioro de las instalaciones (mantenimiento y mejoras) y que asuma la construcción de nuevas edificaciones (allí donde no existan o las mejoras a realizar no sean abordables por cuestiones técnicas) para dignificar nuestras dependencias de una vez por todas.
  • Material de Seguridad: el objetivo sería potenciar elementos de protección que siguen siendo esenciales y necesarios (chalecos antibalas, trajes TEDAX, escudos, armas, etc.), aquellos otros que incluyen sobre nuestras capacidades operativas (vehículos, medios aéreos y navales, comunicaciones, etc.) y los que son fundamentales para el apoyo técnico de nuestros cometidos (hardware y software, Bigdata, etc.).

    Para todo ello habría plazos y estas mejoras, avances y compromisos se pondrán por escrito en el documento que nos presentarán el 16 de enero en las reuniones de los Consejos.

    La base de este acuerdo es positiva, pero falta el detalle esencial: plasmar cuánto dinero va a poner sobre la mesa el Gobierno para afrontar este plan, en el que la equiparación es el eje sobre el que debe girar todo lo demás. Por tanto, y aunque los criterios generales nos han parecido adecuados, no vamos a posicionarnos hasta que dispongamos del detalle más relevante, que confirme que Interior va a destinar el presupuesto necesario en esos tres años para eliminar la desigualdad salarial de policías nacionales y guardias civiles con los policías autonómicos, y mantenemos nuestra hoja de ruta conforme al conflicto colectivo.

    Todos los sindicatos y asociaciones que firmamos esta Circular tenemos claro cuál es el objetivo final y seguimos cohesionados, unidos, firmes y con la mirada sobre la equiparación salarial. Hoy hemos avanzado en concretar un plazo inminente. Ahora le queda al Gobierno poner sobre la mesa el dinero necesario. Retratarse con hechos, por escrito y con firma.

#UnidosxlaEquiparacion