“De todas las vacantes que van quedando, solamente se cubren un 10%”, aseguró el portavoz en Galicia de la Unión de Guardias Civiles

El portavoz en Galicia de la Unión de Guardias Civiles, José Freire, se refería ayer a la falta de efectivos para frenar la oleada de robos. Lamentó que el Ministerio del Interior no cubriera en los últimos años vacantes en el cuerpo para poder prestar una mayor seguridad a la población. “De todas las vacantes que van quedando, solamente se cubren un 10%”, aseguró, reclamando la creación de una unidad de policía judicial para investigar los delitos que se producen en el extrarradio de la ciudad, sin tener que recurrir a la de Ourense. “De los robos registrados estos días en Barbadás y Esgos se tiene que encargar la unidad judicial de Ourense lo que provoca que tenga que dejar otros casos en los que pueden estar trabajando”, esgrimió.

El portavoz de la Unión de Guardias Civiles también abogó por una reestructuración de los cuarteles que hay en la provincia. Plantea que estén abiertos durante la mañana, pero los efectivos de seguridad ciudadana que sean agregados a acuartelamientos más grande para poder disponer de efectivos para patrullar en la calle.