Con la convalidación del Real Decreto Ley 6/2019 de medidas urgentes para la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación, se hace firme una modificación sustancial del Estatuto de los Trabajadores en cuanto a la adecuación de la Jornada de Trabajo a las obligaciones familiares por cuidado de hijos menores.

La redacción anterior del artículo 34.8 del ET, decía:

  • El trabajador tendrá derecho a adaptar la duración y distribución de la jornada de trabajo para hacer efectivo su derecho a la conciliación de la vida personal, familiar y laboral en los términos que se establezcan en la negociación colectiva o en el acuerdo a que llegue con el empresario respetando, en su caso, lo previsto en aquella.

A tal fin, se promoverá la utilización de la jornada continuada, el horario flexible u otros modos de organización del tiempo de trabajo y de los descansos que permitan la mayor compatibilidad entre el derecho a la conciliación de la vida personal, familiar y laboral de los trabajadores y la mejora de la productividad en las empresas.

Sin embargo, la nueva redacción establece:

  • Las personas trabajadoras tienen derecho a solicitar las adaptaciones de la duración y distribución de la jornada de trabajo, en la ordenación del tiempo de trabajo y en la forma de prestación, incluida la prestación de su trabajo a distancia para hacer efectivo su derecho a la conciliación de la vida familiar y laboral. Dichas adaptaciones deberán ser razonables y proporcionadas en relación con las necesidades de la persona trabajadora y con las necesidades organizativas o productivas de la empresa.

En el caso de que tengan hijos o hijas, las personas trabajadoras tienen derecho a efectuar dicha solicitud hasta que los hijos o hijas cumplan doce años.

En la negociación colectiva se pactarán los términos de su ejercicio, que se acomodarán a criterios y sistemas que garanticen la ausencia de discriminación, tanto directa como indirecta, entre personas trabajadoras de uno y otro sexo. En su ausencia, la empresa, ante la solicitud de adaptación de jornada, abrirá un proceso de negociación con la persona trabajadora durante un periodo máximo de treinta días. Finalizado el mismo, la empresa, por escrito, comunicará la aceptación de la petición, planteará una propuesta alternativa que posibilite las necesidades de conciliación de la persona trabajadora o bien manifestará la negativa a su ejercicio. En este último caso, se indicarán las razones objetivas en las que se sustenta la decisión.

Al ser de reciente implantación, es aún pronto para determinar el alcance efectivo que esta medida pueda suponer en la Guardia Civil. Es evidente que esta tendencia al reconocimiento real de los derechos de los padres y madres, que necesitan adecuar su jornada laboral para atender a sus hijos menores, debe ser aplicada de inmediato en nuestro colectivo, pues #NoSomosMenos

Desde UniónGC velaremos por la implantación de este tipo de medidas en la Guardia Civil, y te animamos a contactar con nuestro servicio jurídico para tratar tu caso particular.

Desde Unión de Guardias Civiles, UnionGC, seguimos trabajando por y para todos los Guardias Civiles.