Unión de Guardias Civiles, UnionGC, protege los derechos de todos los Guardias Civiles, en esta ocasión y tras cuatro años de lucha, los servicios jurídicos de la asociación en Galicia  han conseguido que un afiliado con una hija que tiene una enfermedad rara disponga de ayudas para su cuidado.

Julia, la hija de este afiliado que reside en Negreira, tiene una enfermedad ultrarrara, una alteración del gen GRIN1. Desde hace cuatro años sus padres pelean para tener derecho a la prestación que recoge un real decreto del 2011, para padres trabajadores que tienen que reducir su jornada para cuidar a sus hijos. En febrero, y tras una larga lucha en la que Rocío de Frutos, diputada del PSOE en el Congreso, abanderó la reivindicación de los padres de julio, el BOE publicó la modificación de esta norma para amparar a pequeños como Julia, con patologías raras.

Pese a lo anterior, la mutua, negó repetidas veces este derecho a los padres de la pequeña, Los servicios jurídicos de la UnionGC que siempre han apoyado al compañero consiguieron que esta reconociese la prestación. El 2 de abril, indica Andrés Domínguez, el progenitor, llegó por fin la carta en la que se concede esta prestación con fecha 9 de febrero. Además, una sentencia -que aún es recurrible-, condena a la aseguradora a pagar esta cantidad con más de un año de retroactividad. Eso sí, lamenta Andrés, pese a que la enfermedad de Julia es innegable, sus padres tendrán que presentar cada dos meses varios informes, entre ellos uno de la neuropediatra de la pequeña, para seguir teniendo la prestación.

Los progenitores, han dado a conocer un proyecto de crowfunding avalado por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (Fecyt) de un grupo de investigación de la Universidad de Barcelona para desarrollar proyectos personalizados para pequeños con GRINpatías, unha enfermedad neuropediátrica rara. Los científicos aspiran a conseguir 25.000 euros y ya han superado los 5.000.

UnionGC es la única asociación que dispone de obra social para ayudar a compañeros en apuros y desde la creación de la misma ha repartido entre compañeros con necesidades especiales más de veinte mil euros.

¡Desde UnionGC seguimos luchando por los Derechos de todos los guardias Civiles!