No es un monólogo, es la realidad de algunas Unidades de la Guardia Civil…

Perplejos nos hallamos en Union de Guardias Civiles, UnionGC, de nuevo ante la acción de tomar medidas disciplinarias contra un Agente de la Guardia Civil en pleno Siglo XXI donde de nuevo queda demostrado la sin razón o lo ilógico que puede dar lugar un simple gesto de no hacer uso de la Gorra Reglamentaria durante la prestación del servicio de Guardia en la Garita de la entrada de la Comandancia de la Guardia Civil , pero todo esto agravado si dicho Agente se encuentra con prescripción médica de NO hacer uso de la prenda reglamentaria de la cabeza de  manera temporal, debido a una patología del cuero cabelludo agrabada  por las altas temperaturas en época estival y con la agravante de haberlo comunicado oficialmente, en tiempo y forma, dicho Agente al Servicio de Sanidad para conocimiento de la Superioridad.

Perplejos de nuevo en UnionGC Galicia, donde haciendo uso del más sin sentido de las cosas al entender que en ningún momento esa ausencia de la prenda de la gorra minimiza o resta el servicio que presta dicho Agente en la Garita y todo lo que rodea sus funciones, es más en algún servicio determinado, esa prenda del uniforme reglamentario no es de obligado uso.

Perplejos ante la notificación en la fecha de Ayer de una Incoación de Expediente Disciplinario interno al citado Agente, todo ello ante lo sucedido el pasado día 19 de Junio, cuando el Agente en cuestión es reprendido de una manera y forma verbal impropia de un Oficial, a grito vivo, con varios testigos y personal ajeno al Cuerpo, en ordenarle hacer uso de la prenda de cabeza (gorra) y sin entrar en razón ante las explicaciones que le daba el Agente sobre el motivo de la ausencia del Uso de la Gorra Oficial. Se recurrirá por supuesto ese Expediente.

Perplejos ante las carencias que existen en dicha Unidad en referencia por ejemplo en el uso de chalecos antibalas sin disponer de fundas para reponer y de esa manera estar en condiciones idóneas dicho chaleco, recordando que seguimos en un nivel 4 de seguridad de alerta antiterrorista, se banaliza y prioriza algo tan menor como es este caso y aún existiendo justificación por prescripción médica. Repetimos la palabra perplejos ante situaciones como la dada e informada por esta Nota de Prensa que en pleno siglo XXI tenga más importancia el no hacer uso de la gorra que en preocuparse por otras carencias de los propios compañeros de dicha Unidad y que en más de una ocasión esta asociación trasmitió en las diferentes reuniones

Puedes leer la noticia en “El Faro de Vigo”