Desde Unión de Guardias Civiles en Castilla y León (UnionGC) se ha conseguido que a una compañera destinada en la Comandancia de Burgos se le estime la petición de reintegro de haberes que le fueron detraídos incumpliendo lo regulado en la normativa.

Dicha compañera encontrándose en período de lactancia y teniendo el servicio médico de la Comandancia de Burgos conocimiento de ello, causó baja para el servicio por un periodo de 68 días detrayéndosele por esta causa la cantidad de 345,58 euros.

Puesta en contacto con la Secretaría de Unión de Guardias Civiles en Burgos se procedió a realizar reclamación puesto que la detracción de dichos haberes es contraria a lo que dicta la Instrucción 1/2013, de la Dirección General de la Guardia Civil, para regularizar las previsiones del R.D-Ley 20/2012 de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad. Además la compañera había cumplido previamente con el requisito que regula que si el proceso de incapacidad temporal se inicia durante el estado de gestación o del periodo de lactancia, será necesario que la guardia civil afectada, de no haberlo hecho previamente, informe documentalmente de su embarazo o del periodo de lactancia al Servicio Médico de la Unidad, en el momento de presentar el parte de baja correspondiente.

Presentado escrito de reclamación, la Subdirección General de Personal de la Dirección General de la Guardia Civil, acuerda ESTIMAR la solicitud formulada por la compañera y en consecuencia procede la devolución del importe detraído de sus retribuciones. Asimismo notifica dicha resolución a la Comandancia de la Guardia Civil de Burgos, para su conocimiento y cumplimiento, al objeto de que informe al Servicio Médico de la Comandancia de Burgos, para que disponga la modificación pertinente en el Aplicativo de Medicina Laboral.

Desde UnionGC denunciamos las continuas trabas puestas, hasta la fecha, por la Comandancia de Burgos o el Servicio Médico en este caso. No podemos consentir la habitualidad de tener que recurrir los derechos consolidados de los Guardias Civiles porque sí, cuando como en este caso se trata de algo tan reglado y pautado que supuso un injusto y discrecional perjuicio económico importante para nuestra afiliada, aparte de las molestias de realizar todo el proceso de reclamación. Nuestros servicios jurídicos están estudiando seriamente actuar penalmente por prevaricación contra aquellos funcionarios que incurran en claras violaciones de los derechos consolidados de nuestros compañeros.