Los comentarios realizados ayer en la sesión de la comisión de interior del Senado en respuesta a las preguntas de los grupos políticos de la oposición han sentado muy mal a las asociaciones de la Guardia Civil.

No se puede tolerar que el número dos del Ministerio de Interior afirme en la Cámara Alta quela policía está por encima de la media de salario del personal público del conjunto de España”. No vamos a consentir comparaciones con el resto de funcionarios porque en nada se parece el trabajo, la penosidad y riesgo para la propia vida que corremos los miembros de los cuerpos policiales con las funciones del resto de personal público. Tuvo también la desafortunada ocurrencia de comparar los sueldos de policías y médicos, todo un despropósito, pues toda su intervención indicaba la intención de menospreciar al colectivo policial y salirse por los cerros de Úbeda para defender lo indefendible.

También afirmó que los salarios de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado “están muy por encima de las policías de los países europeos”, lo cual demuestra el desconocimiento de los salarios de nuestros compañeros europeos.

No vamos a consentir estos atropellos ante un colectivo que ha perdido más de un 12% de poder adquisitivo desde el 2010, no podemos tolerar que diga que estamos bien pagados, que se nos compare con otros colectivos y menos que se quiera engañar manifestando que nuestros sueldos están muy por encima de las retribuciones de las policías europeas.

La equiparación salarial con las policías autonómicas es un clamor, no ya sólo de Guardia Civil y Policía Nacional, si no también de toda la ciudadanía. No nos merecemos el trato recibido y consideramos que no es la persona adecuada para ocupar la Secretaría de Estado de Seguridad por el desprecio manifiesto hacia el colectivo, la falta de información y de rigor que manifestó ayer en el Senado.