El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, se ha comprometido a mejorar el salario de los miembros de la Guardia Civil remitiéndose a sus palabras de un día antes en el Congreso de los Diputados. «Lo estamos estudiando, no es fácil, pero no duden de que el Gobierno lo va a hacer», ha dicho antes de aclarar que esto no será posible «ni en un año ni en dos».

En una entrevista en la Cadena Ser, Zoido ha sido preguntado por la reivindicación que llevó ayer a la Cámara Baja a las asociaciones profesionales de guardias civiles. Todas ellas reivindican al Gobierno que acabe con la brecha salarial en relación con el resto de cuerpos policiales.

Zoido ha vuelto a explicar las diferencias entre categorías y niveles a la hora de equiparar sueldos pero ha precisado a continuación que Interior está ya «en la recta final» para avanzar en esa línea. «Nos hemos encontrado con limitaciones por cuestiones presupuestarias», se ha justificado. Ayer se negó a lanzar «una promesa más» y se remitió a la aprobación de las cuentas públicas.

El ministro se ha referido otra vez al nuevo empleo como consejero en Red Eléctrica del exdirector de la Guardia Civil Arsenio Fernández de Mesa, algo que fue catalogado como un «dedazo» por Ciudadanos, el grupo que le preguntó en el Congreso por las diferencias salariales entre cuerpos policiales.

«Tiene mucha experiencia y lleva mucho tiempo en el servicio público. Donde esté va a servir al Estado», ha dicho sobre Fernández de Mesa.