El fiscal no ve delito

Tal y como ha podido confirmar El Confidencial Digital, el vídeo empezó a difundirse, en foros privados, a finales del año pasado, mientras que la denuncia de la AUGC se presentó a comienzos de 2017 en el Juzgado de Instrucción Número 16 de Plaza de Castilla.

Según las fuentes judiciales consultadas por este diario, el fiscal, una vez analizado todo el vídeo, considera que el contenido está dentro de los márgenes de la libertad de expresión y, por tanto, no considera que la Unión de Guardias Civiles haya cometido un delito ni haya atentado contra el honor de la AUGC.

De hecho, desde UniónGC sostienen que la asociación, como tal, solo difundió el vídeo y no es autora del mismo, por lo que no puede tener ningún tipo de responsabilidad penal en todo este proceso. Esa postura será defendida a finales de este mes, cuando el juez ha citado a declarar a los miembros de la ejecutiva.

El Secretario General de la Unión de Guardias Civiles, Ramón Rodríguez Prendes, asegura a ECD que el vídeo “no ofrece opiniones, sino hechos consumados”.

Además, y en referencia al derecho a la libertad de expresión del que habla la fiscalía, concluye: “Nosotros tenemos el mismo derecho a expresarnos libremente como ellos o como Iglesias cuando dice que se emociona ante la agresión de un agente”.

En las imágenes aparece Pablo Iglesias afirmando que el terrorismo de ETA “tiene explicaciones políticas” y se recuerda que el ex portavoz de la asociación ha fichado por el partido morado.

Crónica de una traición consumada

Son 24 minutos en los que se hace balance de la historia de la Guardia Civil, se habla de la AUGC, y se recuerda el fichaje de su ex portavoz, Juan Antonio Delgado, por Podemos. A continuación, se recuerdan comportamientos del partido morado, y del propio Pablo Iglesias, a favor del entorno de ETA. Un contenido, el de este vídeo, que ha acabado en los Juzgados de Plaza de Castilla.

“Os quiero hablar de AUGC, una asociación llena de historia y de logros conseguidos para la Guardia Civil. Pero no se puede vivir de la renta, y la reciente vinculación al partido político Podemos de uno de sus dirigentes, Juan Antonio Delgado, diputado y numero 2 en la provincia de Cádiz, ha dado lugar a que el cuento que os voy a contar carezca de honor y caballerosidad”.

Con esta alocución, la voz en off que aparece en el vídeo inicia un análisis del comportamiento del diputado de Podemos, y ex portavoz de la asociación, en el Congreso.

En primer lugar, pone en cuestión su incorporación a un partido “cuyo dirigente se emociona cuando patean a un policía en una manifestación, alienta cócteles molotov para reivindicar en las calles y recomienda la reinserción de los presos de ETA”.

A continuación, recuerda que Delgado, como el resto de diputados de Podemos, ERC y Bildu, no se levantó para aplaudir el discurso de un parlamentario que recordó a las víctimas del terrorismo, entre ellos guardias civiles, y se ofrecen fragmentos de intervenciones y afirmaciones más que polémicas de Pablo Iglesias:

–“Yo soy comunista”.

–“Si hablara de ETA diría que el terrorismo ha provocado dolor en nuestro país, pero también tiene explicaciones políticas”.

— “Pido disculpa por no romper la cara a todos los fachas con los que discuto en la televisión”.

–“Hay un imagen muy polémica y muy dura que hemos visto, cuando un grupo de antidisturbios trataban detener a un manifestante, hemos visto como algunos manifestantes le rodeaban y efectivamente agrede aun policía. Sé que esa imagen se ha utilizado para criminal izar a los manifestantes, pero tengo que reconocer que me he emocionado. Porque a pesar de que se la estaban jugando, que no es agradable ver una agresión contra nadie, creo que expresaba una rabia que está creciendo, y cuando alguien se atreve contra un funcionario público entrenado y armado, algo está pasando en la sociedad”.

–“Cualquier demócrata debería preguntarse si no es razonable que los presos de ETA y aquellos vinculados al independentismo vasco deberían ir saliendo de las cárceles.”

El vídeo concluye reivindicando el papel de UniónGC, dentro del Cuerpo, en contraste con el de la AUGC. Una conclusión, unida al contenido del propio vídeo, que provocó que la Asociación Unificada de la Guardia Civil presentara una denuncia contra la UniónGC por un delito de injurias y contra el honor.

Fuente: El Confidencial Digital