Un generador eléctrico de combustión, para dar servicio a la garita portátil instalada, genera importantes problemas de ruidos y constituye la guinda del pastel en esta serie de despropósitos.