Agentes de la Policía Nacional y Guardias Civiles, se han concentrado este martes a las puertas de la Comisaría de Delicias para mostrar su apoyo a los compañeros que están destinados estos días en Cataluña y criticar de paso la ausencia de «instrucciones claras» por parte del Ministerio del Interior y el «abandono» que están sufriendo allí los funcionarios ante el «acoso de decenas de ciudadanos».

Los representantes sindicales de los agentes y de la asociación Union de Guardias Civiles, UnionGC  han acudido a la protesta celebrada en la capital vallisoletana, convocada a nivel nacional por los cinco sindicatos policiales, y por la asociacion de Guardias Civiles, UnionGC, han mostrado su «indignación» e «impotencia» por la situación que están viviendo sus compañeros en Cataluña no solo por la presión a la que están siendo sometidos por una parte de la población sino también por el «desamparo que sienten por parte del Ministerio del Interior». Así que reclaman, por un lado, al ministro Juan Ignacio Zoido que «dé la cara» y a la Fiscalía, por otro, que «actúe cuanto antes».

La concentración ha coincidido con el día en el que más de medio millar de policías y guardias civiles han tenido que abandonar sus hoteles en la localidad de Calella fruto de la presión sufrida  dirigida desde muchos políticos catalane, según han denunciado los propios agentes.

A día de hoy, y desde las vísperas del 1 de octubre, están comisionados en Cataluña varias decenas de agentes vallisoletanos de la Guardia Civil, así como  la Unidad de Intervención Policial (UIP) al completo, que tiene su sede en la Comisaría de Parquesol. A todos ellos reiteramos desde UnionGC todo nuestro apoyo y solidaridad