A tenor del comunicado difundido por otra asociación con referencia a la Orden Comunicada de 29 de junio de 2018, sobre régimen de servicio eincentivos para servicios especiales en los buques de altura de la Guardia Civil., Unión de Guardias Civiles (UniónGC), muestra su respeto a la misma, ante la libertad de informar, así como de la intención de buscar un bien común. Si bien ante el aluvión de inquietudes y desconcierto que miembros de esta especialidad han trasladado a esta asociación, UniónGC y más concretamente a esta Federación, se ve en la obligación, así como en el derecho, de arrojar un poco de luz a la controversia que se ha generado en estos días, y mostrar su postura oficial al respecto.

Para ser honestos, desconocemos las fuentes y fundamentos en las que se basa el referido comunicado, pues a día de la fecha no tenemos conocimiento de ningún borrador para modificar el régimen de horarios a los miembros de esta especialidad, hay que recordar que es condición “sine qua non” de un borrador para la creación de una normativa, una posterior mesa de trabajo, con las consiguientes alegaciones y enmiendas, y su posterior paso por el consejo.

El tema que nos ocupa es una orden comunicada, no la modificación de una Orden General, que si bien la misma se saltó el procedimiento antes reseñado, por lo cual en su día, esta asociación mostró su total rechazo, dicha orden, viene a dar justificación y encaje legal a la excepcionalidad de un tipo de servicios concretos, los cuales por la naturaleza de su prestación, necesitan salirse de manera puntual del régimen general de horarios, esto no significa que dejemos de estar encuadrados en el mismo, en absoluto significa que en la Dirección General, Jefatura del Servicio Marítimo o FRONTEX, exista un ánimo, deseo, voluntad o intención de tal cosa, y si existe no es oficial, relegándose pues a lo que vulgarmente todos conocemos, como “macutazos”; “No se puede condenar lo que no existe, o no has visto”.

UniónGC trabaja bajo la evidencia de hechos constatados, hechos que a continuación procederemos a poner de manifiesto. No abogamos por poner tirita donde no existe herida, pues estimamos que de ser lesiva en un futuro esta Orden Comunicada para los miembros de esta especialidad, es en un futuro cuando debemos buscar las vías para solucionarlo o en último extremo acudir al arbitraje o mediación de la justicia ordinaria.

La primera evidencia que nos encontramos ante esta orden, es el carácter Voluntario de la prestación de servicios afectos a la misma.

La segunda evidencia y más paradójica es, que, si es lesiva e inhumana esta norma, así como dichos servicios ¿por qué, existe un Exceso de voluntarios?

La tercera evidencia, es la experiencia y estrecho contacto de esta Federación y de quien está en la dirección de la misma, con respecto a la citada Orden Comunicada y su aplicación. Pues el hecho, que el presidente de la misma, sea un miembro en activo del Servicio Marítimo, sea voluntario para dichos servicios, así como que los haya realizado, otorga a UniónGC y a esta Federación de un elemento de peso para valorar.

Desde Unión de Guardias Civiles (UniónGC), no estimamos que la puesta en funcionamiento de estos servicios, obedezcan a la necesidad de paliar el déficit de personal. Esta Federación tiene conocimiento, queFRONTEX Europa, tras auditar el uso de las patrulleras de altura que en su día dotaron a la Guardia Civil para el control migratorio irregular, ha solicitado a la misma, una mayor visibilidad de dichas patrulleras en tales cometidos y de un perímetro mayor de actuación.

Este hecho podría dar entendimiento que no justificación a la premura en sacar adelante dicha norma y su puesta en funcionamiento.

Para dar alcance de la famosa cita “Al Cesar lo que es del Cesar”, queremos dejar constancia de la enorme empatía del General de Costas y Fronteras para con los miembros de esta especialidad, quien antes de que la citada norma viese la luz, hizo canalizar mediante los jefes de los diferentes servicios marítimos y a través de videoconferencia, un mensaje tranquilizador a los miembros de la especialidad, e intentó disipar cuantas dudas pudieran generarse. Cabe significar la más importante y la cual recalco, y es la voluntariedad de estos servicios.

Como continuación a este hecho, hemos de resaltar la accesibilidad mostrada en todo momento por el General, pues en propuesta registrada con nº de expediente 1426/18, remitido al mismo, desde esta Federación a través de nuestro Vocal en el consejo, se le puso de manifiesto las inquietudes de miembros de esta especialidad en cuanto a las dietas de manutención, y que no se establecían en dicha Orden, siendo disipada dicha duda de forma favorable, así como admitidas a estudio unas propuestas sobre mejora de uniformidad en esta especialidad, y con bastante celeridad en escrito de contestación y  salida nº 136524 de fecha 3 de Septiembre de 2018.

UniónGC en base a la experiencia personal de su Federación de Medio-Ambiente así como diversas valoraciones recogidas de otros miembros de esta especialidad, como postura oficial niega categóricamente:

  • Que los servicios realizados al amparo de la Orden Comunicada sean inhumanos
  • Que las navegaciones realizadas se realicen poniendo en riesgo a los miembros de la tripulación, así como que se realicen con un estado de la mar fuera de los márgenes admisibles por su construcción y Tolerancia a inclemencias climatológicas, ni fuera de unas distancias mínimas para un posible retorno en busca de abrigo caso de sobrevenir un Temporal.

Así mismo quiere poner de manifiesto con satisfacción la equidad que se está llevando a cabo para la selección del personal voluntario en tales servicios.

El grado de camaradería y buen ambiente de trabajo que se respira en los mismos, así como el correcto y rápido abono de las cantidades devengadas en base a dicha orden.

De otro lado significar que hasta la fecha los periodos de trabajo a realizar, son periodos de una semana, no quince días, en el sentido de, como bien dice la norma equipararlos a los regímenes de trabajo de los buques oceánicos durante tan solo ese periodo voluntario, pues en los buques oceánicos aunque barajan periodos mensuales, son con la cadencia de “un mes navegado, un mes de recuperación libre y un mes de servicios en base” de igual manera en las patrulleras de altura son “una semana de navegación, una semana de recuperación, y el resto son los servicios que correspondan en base, descontados los periodos no computables ya realizados con los servicios y recuperación ya mencionados. Entendemos pues, que no existe abuso, y que todo está correcto.

Desde UniónGC somos consciente que estos servicios llegan a ser una solución, para algunos miembros con necesidades económicas.

Como resumen y análisis, esta Federación no solo ve muy positivo el desarrollo y puesta en marcha de esta Orden en los diferentes servicios creados, sino que el hecho de ser voluntarios y el exceso de personal que los peticiona, despoja moralmente de cualquier tipo de queja o protesta.