La Unión de Guardias Civiles ha mostrado su más absoluto rechazo al acto convocado por la Candidatura de Unidad Popular (CUP) para este lunes frente a la Casa Cuartel de Barcelona y al “hostigamiento” al que las fuerzas independentistas están sometiendo a los cuerpos de seguridad del Estado en Cataluña.

UnionGC exigeque los cuerpos de seguridad del Estado no sean blanco de la ira y la sinrazón”, y tampoco “sean manipulados ni coaccionados” mientras cumplen con su trabajo. “Esperamos que la cordura impere y se acepte la legalidad como único escenario por parte de todos”, afirma el secretario general de la Unión de Guardias Civiles, Ramón Rodríguez Prendes.

Pedimos que no se permitan actos de hostigamiento hacia nuestros compañeros y en caso de que se produzcan se actúe con la firmeza y contundencia que la legalidad ampara”, ha enfatizado Rodríguez Prendes, avanzando que UnionGC ha puesto el tema en manos de sus servicios jurídicos y el bufete de abogados Fuster-Fabra está estudiando si la convocatoria, o las acciones que pudieran derivarse de ella, son constitutivas de delito.

La asociación profesional ha querido expresar su “apoyo incondicional” a la presencia de la Guardia Civil en Cataluña y “a nuestros compañeros allí destinados”. Del mismo modo, “queremos trasladar nuestro total apoyo a los compañeros Mossos d’Esquadra en tan difíciles momentos”, han subrayado.

La CUP ha convocado para este lunes, 31 de julio, una concentración frente al cuartel de la Guardia Civil en la Travessera de Grácia de Barcelona, con el lema ‘No fareu callar la veu d’un poble’ (No callaréis la voz de un pueblo) y en defensa del referéndum independentista.

Además de este acto contra la Guardia Civil, la CUP ha anunciado que el martes solicitará en el Parlament un protocolo para que la Policía y la Guardia Civil no puedan entrar en el Parlamento de Cataluña. Un paso, recuerda UnionGC, que la formación independentista da después de que hace unos días los agentes acudieran al Parlament a recabar información dentro de la investigación por la trama de financiación ilegal de Convergencia.